2019NoticiasNoticias Pabellón infantil 78ª edicion

 

Este año 2019 El Pabellón Infantil de la  Feria del Libro de Madrid se llena de mar porque la República Dominicana, que es el país invitado, se ha traído El Caribe, las aventuras de piratas, las ballenas jorobadas, los colores de las islas y tantas historias que tienen al mar como protagonista.

La maquinaria de esta nueva edición de la Feria del Libro de Madrid ya está en marcha para hacer que por la magia de la lectura el Pabellón Infantil se convierta en un gran escenario marino del 31 de mayo al 16 de junio.

Embarcados en los libros es el lema elegido para la ocasión, en la que los libros serán los barcos con los que navegar entre narraciones, cuentos, poemas e ilustraciones  y también un lugar para compartir lecturas porque es así como nos hacemos lectores: con otros lectores expertos, a través de la conversación, la recomendación y el intercambio. Hojeando libros, escogiendo entre tanta variedad, escuchando historias y sintiéndonos protagonistas.

A lo largo de más de dos semanas el Pabellón Infantil se inundará de juegos de piratas, de desafíos para descubrir quiénes son los habitantes de tantas islas imaginadas; no faltará un gran arcón donde los doblones llevan el nombre de nuestros libros favoritos, ni la biblioteca de un náufrago y un buen puñado de sabrosas lecturas con escenarios marinos se reunirán en el rincón 60 libros por banda. Las lecturas de esta primavera vienen arrastradas por las corrientes desde mares exóticos y cercanos a la vez, con el rumor y el eco de la cultura y las curiosidades de un país como República Dominicana. Por su parte, la colaboración de McDonald`s traerá al pabellón su particular Academia de las Letras para que niños y niñas jueguen a ser escritores e ilustradores.

También un año más la colaboración con las editoriales se hace imprescindible, pues son ellas las que aportan las novedades al gran escaparate que es el pabellón, donde las familias y los mediadores comparten lecturas y también toman nota para más tarde adquirir en las casetas los libros para el verano.

¡Ya queda menos para levar anclas!