NoticiasPrensa

La artista cántabra firma el cartel de la 78ª Feria del Libro de Madrid que se ha presentado esta mañana en el Instituto Cervantes

La Sala de Conferencias de la sede central del Instituto Cervantes en Madrid ha sido el escenario elegido por la organización de la Feria del Libro de Madrid para dar a conocer esta mañana la imagen de su 78ª edición, que se celebrará del 31 de mayo al 16 de junio en El Retiro, y contará un año más con el patrocinio de Bankia. Su autora es Sara Morante, cuarta mujer que firma el cartel en la historia de la Feria y en el que la ilustradora resalta el papel de los lectores y de la lectura, y la relación que se establece entre ambos “su personalísima lectura, así como su poder, porque son ellos quienes salvan al libro de ser un mero objeto”, ha afirmado.

Sobre fondo blanco, “el cartel reivindica al libro como fuente de cultura y pensamiento crítico“, ha asegurado la artista, quien lo ha creado desde su condición como lectora y visitante asidua a la Feria de Libro de Madrid. Cuando le encargaron este trabajo, “en todos los pensamientos, lo que más fuerza tenía eran los lectores que he conocido al otro lado de la caseta. Se acercaban, preguntaban a libreros, editores y autores, sin pudor y sin miedo, y tratando siempre al libro de tú”, ha expresado. “Todos tenemos unas lecturas que nos han sacudido y para llegar a ellas, a esos títulos, hemos hecho una búsqueda que ha venido en mi caso en parte de la ayuda de otros lectores y en parte de la mano de las librerías”, ha indicado. Por eso, la imagen de esta edición representa a todos aquellos lectores que visitan cada año la Feria en busca de nuevas lecturas.

El dibujo de Morante, que se adaptará a diferentes soportes, tiene referencias a obras clave, como Fahrenheit 451, de Ray Bradbury, “por aquello de la censura”, y una referencia más clara a la Historia del Arte, en general, y a La gran ola de Kanagawa, de Hokusai, en particular como homenaje, “una obra icónica, universal y con una fuerza increíble”, ha puntualizado. Sobre lo primero, la autora ha relacionado esa situación con lo que sucedió el año pasado con el libro Fariña, hecho que vivió como espectadora, pero del que resalta la reacción tanto de lectores como de librerías. “Reconforta que el libro siga emergiendo gracias a los lectores”. “En definitiva”, ha dicho Morante, “mi cartel quiere lanzar esos dos mensajes: la relación entre lector y lectura, personalísima y única, y al mismo tiempo mi lectora representa al lector como un actor con un rol activo en la situación del libro. Son los lectores los que sujetan al libro”, ha agregado.

Como en las dos ediciones anteriores, y bajo la dirección de Manuel Gil, se ha dado total libertad a la artista para crear su obra, siendo Sara Morante la cuarta mujer en la historia de la Feria del Libro de Madrid en realizarlo. Le han precedido Ana Juan, en 2006; Ena Cardenal; en 2017; y Paula Bonet, en 2018. Asimismo, el director de la Feria ha asegurado que “es sumamente difícil de encontrar un evento cultural de estas características en el que el cartel anunciador de la misma haya tenido la repercusión popular y mediática tan importante como la de Madrid”, por lo que hay en mente realizar una exposición que recoja la historia de los carteles de la Feria desde sus inicios allá en 1933, “proyecto que nos gustaría iniciar en 2020”.

Este año la imagen del cartel se podrá contemplar en un soporte muy especial: el cupón de la ONCE que se sorteará el domingo 9 de junio estará dedicado a la Feria del Libro de Madrid de 2019 y exhibirá la ilustración de Sara Morante. Se distribuirán cinco millones y medio de unidades. Por ello, como acto simbólico, esta mañana Carmen Bayarri, directora del Servicio Bibliográfico de la ONCE (SBO), ha hecho entrega de una réplica del cupón a la Feria que se sorteará en homenaje a este evento. Además, la ONCE contará con una caseta en la Feria del Libro, en la que personal del Servicio Bibliográfico de la ONCE (SBO) explicará cómo ha evolucionado el acceso de las personas ciegas a la información gracias al sistema de lectoescritura Braille.

Sara Morante

Nacida en (Torrelavega, 1976), estudió Artes Aplicadas en Santander y en Dublín. Ha sido Premio Nacional de Arte Joven 2008 del Gobierno de Cantabria, categoría Ilustración, y Premio Euskadi de Ilustración 2012 por su trabajo en el libro La flor roja.

Su relación con el mundo del libro y editorial ha sido muy intensa en los últimos años. Sus ilustraciones se pueden encontrar en más de cincuenta portadas de libros, como las de toda la obra de Carson McCullers en lengua española (Seix Barral, 2017). Ha ilustrado también Señal, de Raúl Vacas (Mundanalruido, 2011); Xingú de Edith Wharton (Contraseña, 2012); Tormento, de Benito Pérez Galdós (Teide, 2012); Los Watson, de Jane Austen (Nórdica, 2012); Casa de muñecas, de Patricia Esteban Erlés (Páginas de Espuma, 2013); y Cumbres borrascosas, de Emily Brontë (Alma, 2018), entre otros muchos libros. Como autora ha escrito e ilustrado La vida de las paredes (Lumen, 2015).

Ha participado en numerosas muestras colectivas, como la exposición ‘Tipos 18’ en Santander, y de forma individual en el Museo de Altamira bajo el título ‘Elle n’était pas jolie, ele était pire’, en el año 2015, y ‘Corpus’, producida por Literaktum (Ernest Lluch Kultur Etxea de Donostia) en 2017. También en la Biblioteca Santamaría de la Universidad del País Vasco, a lo largo del año 2018. En 2019, la Consejería de Cultura, Educación y Deporte del Gobierno de Cantabria ha organizado la retrospectiva “Sara Morante. 2009-2019”, comisariada por Carmen Lascurain, en la Biblioteca Central de Cantabria.

Colabora asiduamente en prensa y publicidad, y desarrolla proyectos de identidad corporativa.